Ventajas de trabajar en casa

Agosto, 2020
post-image

El home office o el teletrabajo es un modelo de trabajo que ya existía y que se encontraba muy presente en la industria de las tecnologías de la información, sin embargo, este modelo se usaba muy poco y en general, muy pocas empresas se encontraban preparadas para una migración hacia este modelo, la realidad que se presenta en el 2020 ha obligado prácticamente a todas las empresas a implementar este modelo (siempre y cuando sea posible), por lo que es necesario tener un acercamiento correcto para poder tomar las mejores decisiones en la implementación de este modelo, tanto por la empresa, como por parte de los líderes y los colaboradores.

El trabajo desde casa ofrece variedad de ventajas y desventajas que deben tomarse en cuenta, implica más compromiso por parte de los colaboradores y más confianza por parte de la empresa y supervisores.

El home office puede mejorar la calidad de vida del colaborador al brindarle mayor tiempo para estar con su familia o dedicarse a sus pasatiempos antes y después del trabajo, ya que los tiempos de traslado, así como sus efectos (estrés, riesgo de sufrir algún tipo de percance) se ven prácticamente eliminados los días en que el colaborador no asiste a la oficina, esto también puede ayudarlo a planear mejor su día y mejorar sus hábitos alimenticios, finalmente esto puede llevar a que el colaborador se sienta más motivado y sea más productivo en diversos escenarios.

Por otro lado, se crea la necesidad de tener procedimientos bien definidos y de un profundo conocimiento de las actividades que deben realizarse, implementar políticas y objetivos claros es un reto que todo el equipo debe afrontar, además de esto, se debe de tener en cuenta que la forma de trabajo en un modelo de home office es asíncrona (no necesariamente se va a obtener una respuesta inmediata de una solicitud) y eso puede causar ciertos conflictos que deben cubrirse durante el periodo de adaptación.

También es importante que los colaboradores establezcan límites para sí mismos y para la gente con la que conviven, establecer un área y horario de trabajo dentro de casa es algo indispensable, pero más importante es que los colaboradores se tienen que comprometer a mantener la misma productividad que si estuvieran en la oficina, por otro lado, los líderes deben de enfocarse también en monitorear las metas y los resultados de sus equipos de trabajo mientras implementan políticas flexibles que consideren, pues los entornos de cada colaborador pueden variar mucho (internet inestable, fallos repentinos de luz, un equipo de cómputo no adecuado para ciertas tareas, etc.)

Una de las cosas que indudablemente se pierden cuando los colaboradores se encuentran en entornos de trabajo separados, es la forma natural de comunicación presencial, los problemas de comunicación que se pueden encontrar en el trabajo remoto son la perdida de expresiones faciales y tonos de voz en la comunicación escrita (en canales de comunicación en tiempo real más allá de las videollamadas), los gestos sociales y ritos culturales que son los que aumentan la confianza y mejoran la relación del equipo de trabajo también se ven afectados por el home office. También es importante prevenir en lo posible las lagunas de información provocadas por el uso de canales privados de comunicación, pues cuando los colaboradores necesitan conocer el progreso de las actividades del equipo, es mejor establecer un canal abierto, en vez de tener reuniones o estar cuestionando avances de forma individual.

Finalmente podemos decir que la empresa se puede ver beneficiada del home office (dependiendo del tipo de empresa), ya que puede ahorrar en insumos, utilizar una oficina más, gastar menos recursos en la renta de servicios, etc.

No hemos podido validar tu suscripción.
¡Gracias por suscribirte!

Newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestras novedades.